Clases regulares

 

Horarios:

Principiantes: Jueves de 18.15 a 19.15

Intermedio: Martes de 18.15 a 19.15

Avanzado: Martes de 19.30 a 20.30

¿Que trabajaremos en clase?

El calentamiento y movimientos preparatorios:

El calentamiento es una parte muy importante que prepara el cuerpo y evita posibles lesiones movilizando las articulaciones y elastificando los músculos. Los movimientos preparatorios son ejercicios más específicos que desarrollan la coordinación, la propiocepción y facilitan el aprendizaje de la técnica.

La técnica:

A cada nivel su técnica. A pesar de preparar cuidadosamente mis clases, me adapto siempre a las posibilidades de cada grupo y cambio mi programa cuando es necesario. Me gusta prestar atención al trabajo de cada bailarina, corregir detalles, posturas, expresiones…para que cada alumna consiga movimientos armónicos y disfrute de sus avances. El aprendizaje se efectúa gradualmente de manera que lo que podía parecer imposible el primer día de clase se vuelva fácil en pocas sesiones.

Secuencias y coreografías:

Las secuencias te servirán para entender e interiorizar cómo se enlazan los movimientos entre sí y bailar de manera fluida. Las coreografías favorecen el trabajo de memoria, de creatividad y el trabajo en grupo. A parte de bailar, diseñamos juntas los trajes para el espectáculo de fin de curso, una experiencia maravillosa que recomiendo, pero si tienes miedo escénico no te preocupes, es totalmente opcional.

Juegos e improvisaciones:

¡Jugando se aprende mejor!

Uno de los principales bloqueos que impide bailar bien, es el miedo. El miedo a hacerlo mal, al ridículo, a lo que piensan los demás… la lista es infinita pero siempre se resume al miedo. A través del juego, conseguimos relajarnos, disfrutar de lo importante y poco a poco ver que a cada clase avanzamos mucho más de lo que pensamos.

Estiramientos y relajación:

Después de haber dado lo mejor de ti para aprender nuevos movimientos y secuencias, fortalecer músculos, lubricar articulaciones, sudar y reír mucho con las compañeras toca volver a la calma. Un momento de relax bien merecido para que te vayas a casa relajada, recargada de energía positiva.