¿Como evitar lesiones en la danza?

16/10/2019

7 consejos sencillos para prevenir esguinces, contracturas, roturas... etc

El gran temor de los bailarines, es lesionarse y no poder seguir disfrutando de su pasión. La mayoría de las lesiones ocurren por falta de conciencia corporal o una mala preparación física y mental.

A continuación te voy a explicar 7 trucos sencillos y muy eficaces para prevenir esguinces, contracturas, roturas...etc 

 

1/ No te saltes el calentamiento 

Saltarte el calentamiento es un error que no deberías cometer nunca si quieres reducir el riesgo de sufrir daños.

¿Qué sucede durante el calentamiento?

  • Sube gradualmente la frecuencia cardiaca y respiratoria preparando el cuerpo para un ejercicio más intenso.
  • Aumenta la circulación sanguínea mejorando así la respuesta de los músculos.
  • Lubrica las articulaciones, mejora su función y evita dolores o molestias.
  • Fortalece y protege los músculos de posibles roturas de fibras y contracturas.
  • Incrementa la temperatura corporal en general y la de los músculos en particular, proporcionando mayor elasticidad muscular y tendinosa
  • Mejora la coordinación y propiocepción.

 

2/ Conecta tu mente con tu cuerpo

¿Te ha pasado alguna vez que cuando realizas un ejercicio te duele otras partes del cuerpo,o incluso darte un golpe sin querer? Eso ocurre cuando la mente no está enfocada en lo que está haciendo el cuerpo, sino en situaciones ajenas al momento, como por ejemplo problemas en el trabajo. De aquí la importancia de concentrarse y estar presente aquí y ahora para lograr movimientos eficientes y evitar lesiones debidas a la falta de atención. Por esa misma razón el calentamiento es una parte muy importante de tu sesión de baile, te ayuda a desconectar de tu actividad anterior y conectar plenamente con tu cuerpo.

 

3/ Respira de manera consciente 

Durante una actividad deportiva, la demanda de oxígeno aumenta, y controlar la respiración es fundamental para: 

  • Oxigenar correctamente las células.
  • Expulsar dióxido de carbono.
  • Evitar fatiga, mareos o agotamiento. 

Te recomiendo mantener una respiración relajada y constante, inspirar en el momento de reposo y espirar durante el esfuerzo cuando se contrae la musculatura y no aguantes nunca tu respiración cuando realizas un esfuerzo.

 

4/ Hidrátate y aliméntate correctamente

Bebe pequeñas cantidades de agua regularmente, una hidratación correcta te ayudará a: 

  • Regular la temperatura de tu cuerpo
  • Mantener la energía necesaria para bailar
  • Repartir correctamente los nutrientes a los músculos y al resto del cuerpo
  • Evitar problemas como por ejemplo calambres.

Una alimentación equilibrada es fundamental para los bailarines, el ejercicio físico no solamente quema las grasas, sino que también desgasta una gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas… que tenemos que reponer. 

El cuerpo es la máquina más perfecta que existe y para que funcione correctamente, la tienes que cuidar y aportar los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento.

 

5/ Sé consciente de tus límites

El exceso de ejercicio físico puede producir fatiga muscular o lesiones en articulaciones y tendones. Es de vital importancia conocer los límites de tu cuerpo, y no forzar más de la cuenta.

Los entrenamientos deben ser progresivos en acorde con tus capacidades y siempre respetar el concepto de no dolor. Estos últimos años las danzas han evolucionado muchísimo y los bailarines ejecutan dificultades que no existían antes, pero el baile no es una competición, lo más importante es disfrutar y cuidar de ti

Si tienes lesiones antiguas, es muy importante saber cómo y porqué ocurrieron, consultar un especialista para conocer cuales son los movimientos que debes evitar y los que son beneficiosos para ti.

 

6/ Vuelve a la calma

Al terminar tu sesión de danza, es importante hacer ejercicios de enfriamientos, volver gradualmente a la calma con estiramientos que incluyen al menos un ejercicio para cada grupo o región muscular y articular. Y para acabar tómate un momento para relajarte y centrarte en tu respiración.

 

7/ Baila regularmente

¿Qué le pasaría a tu coche si lo utilizaras únicamente cada 15 días? Pues pasa lo mismo con tu cuerpo, tus articulaciones, músculos...necesitan moverse regularmente para estar en forma.

Lo ideal es bailar un mínimo de 3 veces a la semana. Si no puedes ir a clases por falta de tiempo o dinero, dedica como mínimo unos minutos cada día para hacer estiramientos, piensa también en poner música que te guste y baila mientras haces tareas en casa, tu cuerpo te lo agradecerá y te sentirás de mejor humor.

 

Si tu también tienes trucos para evitar lesiones, escríbelos en comentários para que todos podamos aprender a cuidarnos mejor.

Y si te ha gustado este post, compártelo con tus amigos 

 

 

 

 

Comentarios